exterior, metal, soluciones

Pintar una verja de hierro oxidada en tan solo unas horas

La entrada de nuestra casa es uno de los lugares que nos representan cara a nuestra comunidad. Una verja, además de mantener a los intrusos alejados, es uno de los primeros elementos decorativos que vemos a la hora de llegar a una casa. Una valla envejecida, puede reflejar dejadez o abandono por parte del propietario. Uno de los proyectos más prácticos que puedes llevar a cabo este verano es pintar la verja oxidada de entrada a tu casa. Además de protegerla de su degradación, quedará más bonita y relazarás la entrada a tu casa.

Pintar una verja de hierro es mucho más sencillo de lo que piensas. En caso de que esté oxidada, te recomendamos que lijes la superficie hasta igualarla. No hacer falta que retires todo el óxido, basta con que quede bastante liso y uniforme. En caso de que la oxidación haya corroído el metal en gran medida, te recomendamos que utilices primero un cepillo de púas metálicas, para retirar las partes más dañadas. A continuación pasa una lija para mejorar el acabado. Limpia los restos de óxido para asegurarte de que no se mezclaran con la pintura empleada.

Elige el tipo de esmalte que quieres emplear. Puedes elegir un esmalte anticorrosivo especial para hierro, o esmalte multisuperficie al agua o al disolvente. Aquí te explicamos como utilizar las dos opciones:

Esmalte directo sobre Hierro: Si quieres acabar rápido el trabajo y tener un acabado duradero en el tiempo, te recomendamos el Esmalte Antioxidante Oxirite. Se puede utilizar tanto en interior como en exterior. Cuenta con un sistema de protección con aditivos HALS, inhibidores de la corrosión y pigmentos sólidos antidegradación. Por ello tiene una extraordinaria resistencia a los rayos UV y la humedad. Es importante escoger una buena pintura, ya que estos elementos sufren continuamente los efectos del sol, el calor y la lluvia. Oxirite ofrece una resistencia media de por lo menos 5 años de protección. La gama de colores de este esmalte de Xylazel es bastante amplia y se divide en acabado satinado y brillante. Además también tienes el Esmalte Antioxidante Dkor de efecto forja, con su característico acabado mate y rugoso.

Con Oxirite los tiempos de trabajo son extraordinariamente rápidos. Las capas sucesivas pueden aplicarse ya a partir de 1 hora, de manera que pueden realizarse en un solo día trabajos que con pinturas convencionales tardan mucho más. En unas horas, y sin mucho esfuerzo, habrás acabado con tu proyecto de renovación de esa verja o puerta oxidada dejándola como nueva.

 

Imprimación + esmalte: Si quieres igualar el color de la verja al de la fachada de tu casa, a las puertas o tienes un color específico en mente, la siguiente opción que te proponemos te proporcionará una gama infinita de colores para elegir. En este caso, te recomendamos aplicar primero una imprimación antioxidante. En nuestra tienda online encontrarás la imprimación antioxidante de Zenko en un práctico formato en spray. Aplícala sobre la superficie limpia y lisa, dejando una distacia de al menos un palmo y procurando distribuirla uniformemente. De esta manera formarás una capa que evitará la corrosión del material, y sobre la que podrás aplicar un esmalte para protegerlo definitivamente.

En caso de que no tengas tiempo de eliminar el óxido y realizar las tareas de limpieza de la superficie, puedes utilizar un sistéma aún más rápido que te permitirá saltarle estos pasos. Se trata de aplicar una capa del Transformador de óxido de Oxirite. Contiene sustancias activas que al entrar en contacto con el óxido forman un complejo metalorgánico estable, creándose una capa protectora que evita la formación de óxido. Reacciona con el óxido para formar una capa protectora que neutraliza la oxidación superficial. De esta manera formamos una capa sobre la que podremos aplicar nuestro esmalte. Con el Transformador de Óxido de Oxirite no necesitarás lijar ni pulir la superficie. Además, su presentación en gel resulta muy práctico para aplicarlo en diversas superficies sin que cuelgue.

Tras aplicar la imprimación o el transformador, es el momento de elegir el esmalte que más te guste. Puedes elegir entre una gran carta de colores y acabados en el esmalte de Jotun Radiant o en el Esmalte Dkor al agua o al disolvente del Grupo Zenko. Para este tipo de aplicaciones te recomendamos que uses una brocha o un rodillo de espuma, y que al menos apliques dos capas.

Seguro que no te esperabas que en tan solo una tarde podrías reparar esa verja oxidada que tanto te preocupaba. Pero es posible, gracias a las marcas de calidad especializadas en el tratamiento del metal que encontrarás tanto en nuestra tienda online como en nuestras tiendas en Galicia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *